SERVICIOS >>EMPRESAS EN FASE DE PROYECTO

Apúntese a nuestro Boletín Informativo ¡pinche aquí!

¿A quien va dirigido?

A todos aquellos promotores que soliciten su ubicación en el Vivero en fase de proyecto, y estén en las fases iniciales del desarrollo de la idea y su evaluación, siempre y cuando vayan a constituirse e iniciar su actividad en un período de tres meses.

¿Por qué?

Cuando nos planteamos la creación de una empresa pasamos por varias etapas. Entre ellas, la idea empresarial y su evaluación, es la etapa, sin duda, más crítica en la viabilidad de cualquier negocio.

En un principio todas las ideas pueden considerarse válidas e identificarse, por tanto, con una oportunidad empresarial. Para ayudar a un emprendedor a ver si su idea se puede traducir en un negocio viable, desde el Vivero de Empresas orientamos y ayudamos al emprendedor en esta primera fase, crucial para el arranque y buena marcha de la empresa.

En estos casos, y durante un período máximo de tres meses, el emprendedor puede ubicarse en el Vivero y beneficiarse de la infraestructura, logística y servicios del Vivero, al tiempo que recibe el asesoramiento y apoyo necesario para el desarrollo de su plan de viabilidad. Pasado ese tiempo, si finalmente decide constituir legalmente su empresa e iniciar su actividad empresarial podrá continuar su estancia en el Vivero.

Memoria Inicial.

Para optar a la ubicación en fase de proyecto bastará con la presentación de una Memoria inicial de la actividad según el modelo aprobado. Dicha Memoria deberá ir acompañada de una solicitud de espacio en el Vivero de Empresas.

La memoria inicial del proyecto empresarial es un documento que recoge por escrito la visión inicial de la idea de una nueva empresa. Es un primer borrador de la idea que el promotor tiene, y que desarrollará posteriormente y se convertirá en un plan de empresa en toda regla.

El promotor del proyecto deberá plasmar en la memoria inicial sus reflexiones sobre la nueva empresa. Poner por escrito sus ideas sobre: Características principales del proyecto (como surge la idea, en que consiste, ubicación de la empresa, etc), características principales del producto o servicio, clientes, personal necesario, y otros datos de interés. En el ámbito económico financiero deberá presupuestar las inversiones que considera necesarias, así como plantear su posible financiación. Deberá presupuestar los gastos necesarios para poner en funcionamiento la empresa, así como los ingresos que espera obtener. En el ámbito jurídico deberá plantearse la forma jurídica de empresa que sea más adecuada para su actividad.